Indicadores financieros: EBITDA, EBIT, EBT y su rentabilidad

Published on by ebitda

EBT, EBIT y EBITDA son considerados indicadores de rentabilidad, indican un valor extendido de  los beneficios netos (ganancias anteriores, EB) y en la mayoría de casos se les considera en proporción con los ingresos por ventas. Ahora procederemos a aprender mas sobre ellos. Ahora nos centraremos mas en los indicadores  EBIT y EBITDA mientras dejamos de lado al indicador EBT, en mayor medida porque siendo este equivalente al indicador de beneficios (perdida) antes de impuestos, que ya es conocido ampliamente y de uso común.

Nadie duda que EBIT y EBITDA son valores importantes a la hora de calcular muchos de los indicadores de rentabilidad. ¿Que los hace tan especiales? Quizás podríamos apañádnoslas usando solo uno de estos, o quizás necesitamos mas indicadores que estos dos? La verdad es que hay muchos mas indicadores 'EB', sin embargo, nos haría falta otro apartado para cubrirlos adecuadamente, por lo que ahora encontramos que es suficiente que tan solo mencionemos algunos de ellos. Uno de ellos es el indicador EBITDAR (beneficios antes de interés, impuestos, depreciación, amortización, y renta (en algunos casos, cuotas de reestructuración)) que a menudo se usa en una proporción con la deuda total. Es lo mismo que EBITDA pero con costes de renta reducida. Si redujéramos beneficios de EBITDA para establecer tendremos al EBITDARM (Beneficios antes de impuestos, impuestos, depreciación, amortización, cuotas de alquiler y administración). Algunas empresas de extracción de crudo o otras materias usan el EBITDAX (Beneficios antes del interés, impuestos, depreciación, agotamiento, amortización, y costes de exploración), la lista sigue y sigue, pero creemos que es razonable seguir con los indicadores que hemos mencionado antes.

EBIT es un indicador conveniente de renta de uso muy generalizado, indicando la magnitud del beneficio antes de la deducción del impuesto sobre la renta y el coste de interés. Esto permite evaluarla actividad de la empresa a través una lente de rentabilidad sin la necesidad de considerar el coste del capital prestado y la base de impuestos. Esto es lo que interesa a los inversores potenciales y también es útil para los acreedores. Por esta razón, EBIT aparece en la mayoría de informes sobre temas de inversión. Por favor toe en cuenta que a veces este indicador se usa intercambiablemente con los ingresos de explotación, pero no son equivalentes. Claro que las probabilidades son altas que sus valores serán los mismos o cercanos; sin embargo, cuando la empresa esta altamente influenciada por los ingresos de no-explotación, estos valores pueden ser muy distantes. Por esto, hay que ir con cuidado cuando se evalúa el EBIT, o los indicadores de ingresos de explotación de diferentes empresas, y aun mas si son de diferentes países ya que pueden haber sido calculadas de diferente forma. Inversores que toman interés en este indicador, a menudo usan la proporción de EV/EBIT (EV = Valor de la empresa). Comúnmente se entiende  que como mas bajo sea el valor de este indicador mayor será el potencial para mejorar el rendimiento de la empresa. También se sugiere la comparación entre el indicador EBIT y los valores EBIT de otras empresas del mismo sector. Claro, se pueden sacar ventajas y desventajas a esta idea, pero realmente es una cuestión de opiniones ya que los dos argumentos son validos. Si tu valor esta por debajo de la media en tu sector, un optimista consideraría esto como una opción para mejorar el rendimiento, como si de potencial oculto se tratase. Por otro lado, un pesimista vería el vaso medio vacío. En cualquier caso, este tema no es el que queremos tratar en este artículo así que creo que es conveniente empezar con el EBITDA.

EBIT y EBITDA solo se diferencian por dos letras, pero estas dos son las que dan el encanto al segundo, si se pudiese referir uno al indicador de esa forma. DA (depreciación y amortización) es lo que a menudo complica los cálculos, porque sus valores no se encuentran en el informe estándar de ganancias/perdidas. Aun y así, descartando opiniones controvertidas expresadas últimamente sobre EBITDA, mas que antes lo encontramos muy útil, solo hay que saber utilizarlo correctamente. El error fundamental que es la base de las dudas es que (queriendo o no) el EBIT usualmente se usa como un equivalente al flujo de fondos (cash flow). Esto es incorrecto. Sin embargo, esto no es un problema de indicador sino de quienes lo usan. Su parecido al EBIT es también lo que define a las partes interesadas, principalmente acreedores y inversores. Solo en este caso los acreedores tienen un poco mas de interés, porque este valor demuestra de forma bastante directa la capacidad de la empresa para pagar sus deudas (esto ocurre porque los costes de depreciación y amortización no son gastos líquidos y podrían ser usados fácilmente para pagar deudas. De la misma manera que EBIT, EBITDA también se usa comúnmente en proporción con EV (valor de la empresa), y encontramos que EBITDA es mas adecuado para este fin. No hay que olvidar que mientras evaluamos EBITDA no podemos excluir el valor del ingreso neto porque EBITDA por si solo puede hacer que una empresa insolvente pueda parecer exactamente lo contrario y de esta manera confundirnos. Recuerde, el éxito de la empresa depende en gran medida en como sus dirigentes usan sus principales recursos, como los renuevan para conseguir progreso.

Other ratio blogs:

 

EBITDA

 Value ratios
Efficiency ratios
Profitability ratios
Liquidity ratios
Leverage ratios
Other financial ratios
Efficiency ratios
Profitability ratios

Comment on this post